Seguinos en Twitter Linkedin YouTube Facebook


Suscripción Newsletter

Suscríbase a nuestro Newsletter y manténgase informado sobre las últimas novedades del Centro y todas las noticias relacionadas a la mediación y el arbitraje.




  ENTREVISTA

 


Julio 2016
“En la mediación transformativa queremos que las partes tomen las mejores decisiones por sí mismas”

De cara a su visita a la Argentina, entrevistamos a Joseph Folguer, uno de los referentes en materia de Mediación Transformativa.

Co-fundador del Instituto para la Transformación de Conflictos y autor de “La promesa de la Mediación”, traducido a seis idiomas, Joseph Folguer es uno de los referentes contemporáneos en materia de mediación. En su próxima visita a la Argentina en agosto, el experto estará brindando una charla sobre resolución de conflictos organizada por el Ministerio de Justicia en el Congreso de la Nación y un workshop en el Colegio de Escribanos de la CABA, entre otras actividades.

Conversamos con él acerca del su más reciente libro “Mediación transformativa: guía práctica”, disponible en español, así como también acerca de algunos de los ejes que guiarán sus exposiciones.

Medyar: ¿Podría resumir en pocas palabras los principios del acercamiento transformativo al conflicto?

J.F.: Básicamente la mirada transformativa del conflicto se basa en la comunicación entre las partes. ¿Por qué las partes no pueden resolver sus problemas? ¿Por qué tienen dificultad para darse cuenta lo que necesitan o entenderse? Lo que ocurre es que tienen problemas para comunicarse entre ellas. Si no los tuvieran, podrían decidir entre ellas y no necesitarían un mediador. Entonces, en la mediación transformativa lo que intentamos es ayudar a las partes a superar su crisis de comunicación y darles apoyo para que puedan tomar las mejores decisiones por sí mismas.

Medyar: ¿Por qué las partes terminan teniendo crisis de comunicación?

J.F.: Porque el conflicto nos vuelve débiles y absortos en nosotros mismos. Entonces, los mediadores ayudamos a las partes a moverse desde este lugar hacia otro donde lo que prima es son el empoderamiento y reconocimiento. Esto les otorga claridad y les permite ver lo que sienten, lo que es importante para ellas y también reconocer, que implica estar abierto a escuchar al otro y comprender lo que dice. La idea no es que las partes tengan que coincidir o terminar en el mismo lugar sino que puedan pensar con claridad, confiadas y sean capaces de entenderse a sí mismas y al otro, de forma tal de poder tomar las mejores decisiones. Esta es la esencia de la mediación transformativa.

Medyar: ¿Cómo describirías a la mediación más tradicional?

J.F.: Otras mediaciones se enfocan en cuál es el problema y cuál es la solución. Esto pone a los mediadores en el lugar del conductor, y les hace controlar, porque están tratando de resolverles el problema a las partes. Cuando te enfocás en la solución del problema, no prestas tanta atención a los elementos de las partes que pueden hacer que ellas mismas resuelvan su conflicto.

Medyar: En su libro “Mediación transformativa” ofrece algunos recursos para los mediadores…

J.F.: El libro brinda la teoría en que se basa la mediación transformativa pero también hay una serie de casos prácticos muy interesantes ya que fueron escritos por practicantes de la mediación transformativas que aplicaron estas técnicas en diversos ámbitos, como puede ser la Corte, casos criminales, civiles, comerciales, entre otros. El libro muestra cómo realmente la mediación transformativa no se cierne a un solo ámbito sino que es aplicable a múltiples contextos.

Medyar: ¿Podría contarnos un poco acerca del entrenamiento para mediadores que va a conducir en Buenos Aires?

J.F.: Vamos a mostrarle a las personas cual es el propósito de la mediación en la práctica transformativa, qué es lo que los mediadores tratan de lograr, qué significa el éxito y luego vamos a mostrar y explicar algunas de las herramientas prácticas que los mediadores usan para desarrollar empoderamiento y reconocimiento durante la sesión con las partes.

Medyar: ¿Cómo aplica este modelo en su práctica profesional habitual?

J.F.: Creo que la habilidad que brinda la mediación transformativa se podría resumir en que uno proactivamente sigue a las partes. Entonces, no estás guiando a las partes a un lugar sino que estás muy activo apoyando, escuchando y viendo hacia dónde se dirigen las partes, como para cambiar de dirección. Muchas las de las herramientas que enseñamos tienen que ver con que las partes se escuchen a sí mismas y entre ellas, decidan a dónde quieren dirigirse. El empoderamiento es un factor muy importante en el modelo transformativo ya que las partes son las que eligen sobre qué quieren hablar y qué decisiones van a tomar. Muchas investigaciones demuestran que la mayoría de las mediaciones son dirigidas y que los mediadores controlan lo que se dice, deciden de qué se va a hablar y las soluciones. El modelo transformador intenta crear la situación para que las partes se sientan seguras acerca de lo que quieren hacer.

Medyar: ¿Cree que estas técnicas pueden aplicarse a experiencias de la vida cotidiana?

J.F.: Sí, de hecho hemos desarrollado un entrenamiento sobre “Cómo manejar tus propios conflictos” y tiene que ver precisamente de cómo salir nosotros mismos de estos estados de debilidad y auto-absorción hacia estados de empoderamiento y reconocimiento sin un mediador.

Medyar: Finalmente, podrías contarnos algo acerca de tu reconocido libro “La promesa de la mediación”

J.F.:Sí, hubo dos ediciones, la primera de 1994 y la segunda en 2004. El libro desarrolla la teoría completa de la mediación transformativa y luego da un ejemplo de caso, disponible en video. Estos libros fueron la fundación de la teoría. La primera edición fue una crítica a la mediación tradicional, en tanto va en la dirección equivocada y se está convirtiendo en una herramienta de desempoderamiento, más similar al arbitraje. Entonces, para irte de esto, tenemos que ir un paso atrás y pensar cuál es el propósito de la mediación, qué es lo que la diferencia de un arbitraje y qué es lo que hay que hacer diferente como un mediador si vamos a ejercer la práctica preservando la autodeterminación de las partes. La pregunta es qué queremos que sea la mediación.